Saltar al contenido

Pisa firme con tu andador para adultos

Cumplir años es un regalo que nos hace la vida. A veces, con este transcurrir del tiempo, aparecen limitaciones a nuestra movilidad. Por suerte, un andador para adultos te puede ayudar a disfrutar de nuevo de una vida plena recuperando tu autonomía. Imagínate a ti o a un ser querido con un caminador, ¡no habrá nada que os detenga!

Tú mejor andador según categoría

Si ya tienes claro cuál es el modelo de caminador que mejor se adapta a tus características o a las del ser querido para el que los estás buscando, te presentamos a continuación el andador destacado en cada una de ellas; sin, con 2 o 4 ruedas (rollator).

Si por el contrario necesitas asesoramiento, te animamos a que leas nuestra guía a continuación.

GUÍA PARA ELEGIR EL MEJOR ANDADOR DE ANCIANOS EN 2021

Índice de contenidos

¿Crees que necesitas un caminador para ti o para un ser querido? ¿Tienes dudas de qué modelo elegir, de si te será útil…? No te preocupes, estás en el sitio adecuado, te vamos a explicar con detalle lo que es un andador ortopédico, los diferentes tipos existentes y lo que tienes que tener en cuenta para seleccionar el que mejor se adapta a ti o a ese ser querido para el que lo estás buscando, te agradecerá en el alma comenzar a disfrutar de sus beneficios.

Comprar el modelo adecuado y que mejor se adapte a lo que necesitamos es una decisión importante. Te animamos a que eches un vistazo a la información que te dejamos a continuación para que tu elección sea del todo acertada.

Tipos de caminadores para ancianos

Podemos hacer una primera clasificación atendiendo al número de ruedas del que disponen.

¿Qué es un andador para adultos?

Un andador para ancianos es un producto ortopédico que ayuda a todas las personas que sufren de movilidad limitada a vencer estas restricciones a su autonomía. Permiten a estos adultos con autonomía reducida desplazarse por sus propios medios de una manera más segura y cómoda, ya que proporcionan una mayor estabilidad en sus movimientos.

Por lo general lo asociamos a personas de la tercerea edad, por eso lo denominamos normalmente como andador para mayores o ancianos, pero su uso puede ser necesario en otros casos muy diversos. Personas con discapacidad en las extremidades inferiores con dificultad para caminar o pacientes que necesitan estas ayudas ortopédicas en su rehabilitación tras una intervención quirúrgica.

Otras denominaciones por las que puedes encontrar un andador ortopédico para adultos son caminador, tacataca, deambulador o rollator, aunque estos últimos serían únicamente los que disponen de 4 ruedas.

anciana con andador caminando estable

¿Quién necesita un caminador ortopédico?

Cada día más y más personas mayores optan por vivir en sus propias casas y en ocasiones su movilidad está limitada por sus condiciones vitales. Igualmente hay ancianos que viven en residencias para la tercera edad por su necesidad de asistencia.

Todas estas personas aumentan su nivel de independencia con esta ayuda que mejora sus opciones de desplazarse y ser autónomos en las pequeñas tareas del día a día.

Un andador para adultos mejora la calidad de vida de estas personas que de otra manera serían mucho más dependientes.

Al igual que estas personas mayores, un caminador está también indicado para los que padecen de algún tipo de minusvalía que limita su movilidad. Estas personas que tiene una discapacidad física encuentran en los caminadores ese apoyo que necesitan para su estabilidad y equilibrio.

Por último, todos aquellos pacientes que estén en su fase recuperación tras un proceso operatorio. Un tacataca de adultos puede ser su elemento de estabilidad necesario mientras dura el periodo de sanación.

Si te encuentras en uno de estos casos, imagina cómo cambiaría tu vida con la ayuda de un andador, tu día a día volverá a ser como el de antes. Merece la pena su compra.

¿Cómo escoger el mejor andador para ancianos?

Como es lógico la elección de un caminador depende de las circunstancias de cada usuario. Ahora que ya conoces los tipos existentes, a continuación, te describimos las características a considerar antes de que te decidas por un modelo u otro de andador.

Para ello es muy importante tener muy claro para qué vamos a utilizar el andador y el grado de movilidad que tiene la persona que va a utilizarlo. En caso de duda consultar con un médico especialista para que prescriba el modelo más acertado a cada paciente.

La clasificación más obvia es si su uso es para interior o exterior. Si bien, todos ellos pueden usarse indistintamente, los hay más indicados para un uso u otro.

Andadores de interior sin ruedas

Cuando el paciente va a utilizar su andador dentro de su casa o de una residencia de la tercera edad, en principio el modelo más indicado es el caminador fijo o sin ruedas, sin olvidar otros factores como la fuerza en las extremidades superiores.

Estos modelos proporcionan la máxima estabilidad (algo que no consiguen las muletas o bastones) y dado que son más estrechos permiten el acceso en estancias con obstáculos como son los cuartos de baño.

Igualmente pueden ser una ayuda para que el anciano se incorpore de las sillas, el borde de la cama o el inodoro.

El inconveniente de este modelo es que es el propio paciente quién tiene que levantar el andador y moverlo unos centímetros hacia adelante para avanzar, por lo que el caminar se vuelve lento.

Ancianos encuestados, que dejaron de usar este modelo alegaron como principal causa que se cansaban de levantar el andador en cada paso.

Afortunadamente estos caminadores son livianos. Existen modelos de acero, que son más pesados y resistentes, pero también se pueden comprar de aluminio, más ligero y también resistente.  

Otra ventaja es que ocupan muy poco espacio una vez doblados por lo que se facilita el transporte y almacenaje. Su uso es también posible en exteriores, pero hay que tener en cuenta el desgaste mayor de los tacos de las patas y cambiarlos con mayor frecuencia. No olvidar nunca que son elementos antideslizantes y por tanto imprescindible y que estén en perfectas condiciones.

Andadores de interior con ruedas

Cuando el paciente no tiene suficiente fuerza en los brazos para utilizar el modelo anterior (levantarlo para avanzar), puede optar por un andador de 2 ruedas.

Estos caminadores tienen un par de ruedas en las patas delanteras y unos tacos de goma en las traseras que frenan el andador para evitar deslizamientos accidentales.

Tienen la ventaja de proporcionar un modelo de caminar más normal, ya que no es necesario parar y levantarlo para dar el siguiente paso.

Como inconveniente podemos señalar que este tipo de andador para adultos es mínimamente menos estable que los anteriores y como las rueda están fijas, necesitan un mayor radio de giro.

Este tipo de tacataca de adultos con 2 ruedas puede usarse ocasionalmente en exterior, pero los tacos de las patas traseras sufrirán mayor desgaste.

Andadores de exterior o rollators

Estos son los caminadores para ancianos que disfrutan de mayor movilidad y que necesitan tan solo ayuda al equilibrio y no para soportar su peso. Disponen de 4 ruedas, una por cada pata, pero estas pueden girar más libremente mejorando su manejabilidad

Son más voluminosos que los anteriores, pero puedes plegarlos.

Otra de sus características es que incorporan un asiento, generalmente con respaldo y un cestillo para llevar pequeños objetos.

Son indicados para personas mayores que salen con frecuencia al exterior y requieren de una pequeña ayuda a su equilibrio. Al disponer de frenos y de asiento, permiten recorrer mayores distancias intercalando el paseo con descansos.

Igualmente, su cestillo permite al anciano realizar pequeñas compras y mejorar su equilibrio al portarlas en el andador, en lugar de directamente.

Un factor importante a tener en cuenta es la factibilidad del usuario de poder activar los frenos con la fuerza de sus manos. Es necesario tener buena movilidad en ellas.

Variantes de este tipo de rollators están los andadores bariátricos, para personas de elevado peso.

Algunos modelos más complejos pueden convertirse en silla de ruedas provisional.

Su único inconveniente para usarlos en interior es el tamaño. Si eso no representa un factor limitante para ti, los puedes adquirir también para interior.

Beneficios de usar andadores ortopédicos para adultos

Un caminador ofrece mayor garantía de estabilidad que las muletas o bastones proporcionando una ayuda indispensable para las personas mayores con problemas de equilibrio, a aquellas con movilidad limitada o que están en proceso de recuperación tras una lesión.

Son aparatos ortopédicos que, por sus precios económicos, compensan con creces las ventajas que aportan. Los más simples resultan muy baratos.

No sólo son beneficiosos para el usuario sino también para sus cuidadores que evitan dolores de espalda por tener que sujetar al anciano en posturas poco ergonómicas.

A las personas mayores les permite ganar autonomía tanto para su vida diaria, levantare de la cama, moverse por casa…como para salir a la calle sin necesidad de ayuda. El miedo a caerse se ve atenuado.

Permite recorrer distancias mayores con la consiguiente ganancia en autonomía.

Poder caminar supone que se ejercitan los músculos, que siempre está indicado para la tercera edad y para personas en proceso de rehabilitación.

Este ejercicio moderado y una buena alimentación, como por ejemplo legumbres, arroces, verduras…, y en general otras comidas de olla a presión, hacen la vida de nuestros mayores más saludable y placentera.

¿Y los beneficios psicológicos de un andador para adultos?

Los beneficios físicos están muy claros, pero casi más importantes aún son los efectos psicológicos que aporta un caminador.

  • Ganar libertad para su día a día: cuando se llega a la tercera edad es muy beneficioso que el entorno permanezca estable. Vivir en la misma casa, en el mismo barrio hacen que el anciano no se sienta perdido. Ganar en movilidad ayuda a que puedan seguir viviendo donde ya están acostumbrados.
  • Un andador para adultos mejora su autoestima si ven que siguen siendo capaces de realizar las pequeñas tareas diarias de manera independiente, bajar a por el pan, a dar un paseo…
  • Con una pequeña ayuda a la movilidad aumentan las distancias que pueden recorrer, por lo que su vida social, tan importante a esas edades, se altera lo menos posible.

¿Te imaginas lo que puede sentir un abuelo yendo a visitar a sus nietos?

¿Por qué comprar en nuestra tienda online tu andador para mayores?

Con toda la información que te hemos aportado en esta entrada ya conoces los distintos tipos de andadores para adultos o mayores que existen, sus características, cómo elegirlo y si tú o una persona cercana, generalmente anciana, mejorarían su calidad de vida con un caminador…

Ahora que lo tienes todo claro ya puedes elegir entre los modelos que te presentamos en andadoresancianos.org, donde hemos seleccionado entre los mejores rollators para ancianos que podrás adquirir online de una manera sencilla y recibirlo cómodamente en tu casa unos días después.

En nuestra tienda online andadoresancianos.org encontrarás las mejores ofertas en andadores para adultos para que aumentar tu movilidad te resulte barato. No lo dudes, mejora tu vida o la de tus seres queridos con un andador para personas mayores. ¡Pisa con garbo por la vida y que nada te detenga!

Resumen
Nombre del artículo
Andador para adultos
Descripción
✅Cumplir años es un regalo que nos hace la vida✅. A veces, aparecen limitaciones a nuestra movilidad. Un andador para adultos te ayuda a disfrutar de nuevo de una vida plena recuperando tu autonomía. Imagínate a ti o a un ser querido con un caminador, ¡no habrá nada que os detenga! ✅